Posts actuales

sábado, agosto 27, 2011

Miles de uruguayos colmaron las discos para bailar clásicos

Los uruguayos celebraron hasta bien entrada la madrugada de ayer su tradicional Noche de la Nostalgia, iniciativa que es marca registrada del país desde hace 33 años y en la que personas de todas las edades colman discotecas y bares para recordar la música de décadas pasadas.

Instaurada en 1978, la Noche de la Nostalgia es el día en que los uruguayos más salen a disfrutar de discotecas, pubs, bares y discos, y se estima que alrededor de 600 mil personas se movilizaron para acompañar alguna de las 300 propuestas musicales y gastronómicas para celebrar la fiesta en Montevideo.

Temas clásicos de Los Beatles, Bee Gees, Abba, Village People o Air Supply sonaron y se bailaron en todas las discotecas, al tiempo que los disc jockeys también dedicaron parte de su repertorio a la música argentina de los años 60 y 70.

Club de la nostalgia

Se destacaron también solistas y grupos como Palito Ortega, el Club del Clan, Donald, y Lalo Fransen, muchos de los cuales en más de una oportunidad fueron a Uruguay a animar en vivo las fiestas.

El mayor espectáculo tuvo lugar en el Hipódromo de Maroñas, en Montevideo, donde se congregaron unas 8.000 personas en distintas pistas de baile y se presentó en vivo el cantante argentino César Banana Pueyrredón.

En cambio, el Hotel Radisson ofreció como espectáculo a los integrantes del ex grupo portorriqueño Menudo, que actuaron bajo un formato que permitió compartir un “mano a mano” con sus fanáticas. Una de las mayores novedades de la noche fue la realización de la primera fiesta italiana de los recuerdos de todos los tiempos, organizada por la Asociación de Jóvenes Italianos del Uruguay (JIU), que reúne a hijos y nietos de inmigrantes.

Laura Baldo, presidenta de la JIU dijo a ANSA que se trató de una celebración “atípica”, dado que se dedicó una buena parte del repertorio a temas musicales italianos, como el himno del Mundial Italia 90, Viva La Mamma, de Eduardo Bennato, y otros hits de Ricchi e Poveri, Laura Pausini y Rafaela Carrá.

La música estuvo acompañada además por una oferta gastronómica típica de Italia, como pizzas, tiramisú, y el popular aperitivo Campari como bebida.

Incentivo económico
Movimiento La Noche de la Nostalgia generó un movimiento económico conexo debido al aumento en la demanda en los rubros de vestimenta, lencería, peluquería y hoteles.


Privado Muchas familias optaron en cambio por permanecer en sus casas y abrirlas a sus amigos para compartir fiestas privadas, lejos de las multitudes.