Posts actuales

martes, marzo 13, 2012

Científica afirma que la magia es sólo un engaño al cerebro

El cerebro vive en un estado de perpetuo engaño y de eso se aprovecha la magia, cuyos trucos funcionan porque el proceso de atención y conciencia del ser humano tiene un “cableado fácil de piratear”, según la neurocientífica Susana Martínez-Conde, quien acaba de publicar Los engaños de la mente.

“Lo difícil es no engañar al cerebro”, dijo a EFE esta investigadora del Instituto Neurológico Barrow de Phoenix, en Estados Unidos, donde dirige el laboratorio de Neurociencia Visual.

Los seres humanos, continúa, no ven el mundo cómo es, sino como quieren que sea. Ésa es la clave de este libro publicado en España y escrito también por Stephen Macknik, su marido y director del laboratorio de Neurofisiología del Comportamiento en el mismo instituto.

Los engaños de la mente profundiza en cómo los trucos de magia desvelan el funcionamiento del cerebro y por qué un auditorio se puede quedar embobado delante de un ilusionista y, según sus autores, pretende explicar, con un lenguaje ameno y fácil, por qué el ser humano es tan vulnerable a los engaños de la mente.

“Queremos mostrar al lector que el engaño es inherente al ser humano, que nos engañamos los unos a los otros constantemente”, indica Martínez-Conde. Entender, afirma, cómo los magos logran “hackear” los cerebros ayudará, además, a comprender mejor cómo funcionan los trucos cognitivos en las estrategias publicitarias o en las negociaciones empresariales.

Según Susana Martínez, “no nos engañan los magos, sino nuestro propio cerebro”, y como “científicos estudiamos las ilusiones para, precisamente, entender este órgano”. La clave del éxito de los magos está en que manipulan la atención del espectador y lo hacen, por ejemplo, a través del humor.

“Creemos que somos conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor, pero por lo general desechamos el 95% de lo que ocurre” y “los magos recurren a estos procesos cerebrales y errores de percepción para jugar con nosotros en una especie de ‘jiu-jitsu’ mental”, señala la autora, para quien los magos recurren a la estrategia de “divide y vencerás”.