Posts actuales

martes, octubre 23, 2012

Venden armas desde $us 100

Cuando la cortina de la noche invade la ciudad y se bajan las persianas para descansar, en la calle Campero, conocida como los "Cachivachis", se vive una intensa actividad en medio de un aire de miedo, temor y zozobra. Literalmente es un lugar sin Dios ni ley, donde "reina" la ilegalidad.

En los "Cachivachis", en Los Pozos y Alto San Pedro, así como en las armerías, la compra y venta de armas de fuego es un secreto a voces, según constató Día 7.

Nadie controla la venta ilegal de armas y municiones
José T., un expolicía de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), acompañó a Día 7 en un recorrido in situ por el "mercado negro" de las armas y verificó la venta ilegal de pistolas, revólveres, escopetas y rifles de salón de toda marca y calibres, cuyos precios oscilan desde 100 hasta 1.000 dólares. José asegura que la venta es el año redondo y que todos saben del negocio ilícito, incluso sus mismos excamaradas, pero nadie se atreve a denunciar por temor a represalias. ¿Y los operativos que hacen? se le cuestiona, a lo que el sujeto responde que "siempre es lo mismo, por más operativos que se realicen los armeros se enteran de inmediato y se ponen a buen recaudo o se camuflan como venteros de objetos usados". "Esto hace difícil descubrir a los vendedores, pero de que en este lugar se vende con facilidad, es cierto", asegura un comerciante de CDs piratas, que prefiere mantener su nombre en el anonimato.

Las armerías contribuyen al 'mercado negro'
El "negocio" ilegal de armas opera incluso en los talleres de reparación de pistolas que existen en diferentes puntos de la capital cruceña. Solo por dar un par de ejemplos, entre las calles Junín y Santa Bárbara, se venden y reparan pistolas sin ningún tipo de control. Similar es el panorama en el pasillo 6 del primer piso del mercado Mutualista y en el billar Mutualista de la zona. La pistola calibre 9 milímetros está entre 100 y 600 dólares, la 38 está entre 500 y 700 dólares, dependiendo de la procedencia. Habitualmente ofrecen de fabricación china, argentina y brasileña.

También existen armerías o casas clandestinas donde se fabrican y venden armas y cualquier persona puede adquirirlas con facilidad. José indica que "la casa de don Choco, en el barrio Magisterio Sur de la ciudad, y la casa de Juancho, en la zona de El Mechero del Plan 3.000, son dos lugares donde hacen el trabajo ilícito".

Día 7 también constató que en algunas ferreterías las municiones se las obtienen como comprar cualquier otro objeto. Con solo pagar unos pesos las personas puede adquirir los proyectiles a precios que dependen del calibre.

Sitios web también alimentan el negocio de las armas
Los blog privados de Internet son otros sitios que alimentan la tenencia de armas en el mercado negro. Por ejemplo, el blog "taller de reparación de armas" oferta instrumentos letales, desde el 2009. Hay armas españolas 22 largo hasta en solo 180 bolivianos, el calibre 45 en 650 bolivianos, la pistola 9 milímetros en tan solo 650 bolivianos, el revólver 38 largo en 850 bolivianos con 25 cartuchos. "Este sitio es únicamente publicitario exclusivamente de armas de fuego, por el peligro y las restricciones legales de venta de armas cada persona individualmente se hace responsable de sus consecuencias posteriores al no comprar mediante factura u otros requisitos que le garanticen el libre transporte para su protección y defensa", señala un aviso del sitio web.

Policía admite mercado ilegal de armas y urgen operativos
De forma sorpresiva, el jefe del Departamento Nacional de Planeamiento y Operaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Mario Herrera, reconoció que el incremento de la violencia en la actividad delincuencial en Bolivia responde directamente a la existencia de "mercados negros" de armas de fuego en casi todas las ciudades capitales del país. De acuerdo con un informe divulgado por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), se registraron atracos armados y asesinatos con armas de fuego principalmente en las ciudades de Santa Cruz y La Paz; la mayor parte de estos delitos fue perpetrado mediante el uso de fusiles FAL y M16, en el caso del narcotráfico, y pistolas de largo alcance, calibres 9 y 34 milímetros, en asaltos a negocios a plena luz del día.

Consultado sobre la venta ilegal de armas, el director de la Felcc de Santa Cruz, Miguel Gonzales, explicó que su repartición no tiene hora ni día para ejecutar los operativos.

Gonzales dijo que la inexistencia de una ley específica para el comercio y la tenencia de armas dificulta el control que pueda realizar la Policía, por lo que se espera la aprobación en la Asamblea Legislativa Plurinacional de la norma trabajada por los ministerios de Gobierno y de Defensa; no obstante, citó que existe un decreto que regula la importación de armas de fuego y su tenencia.

"Nosotros hacemos registro de armas de caza y deportiva", indica. Al insistir sobre la presencia de ilegal de ventas en varios sitios de la ciudad, Gonzales dijo en tono molesto: "Si usted nos hace llegar una información oficial de su denuncia, voy a operar inmediatamente con la Fiscalía, de lo contrario está encubriendo el delito".

El Municipio no tiene tuición y la Felcc realiza operativos
El general retirado y actual concejal del Concejo Municipal, Freddy Soruco, dice que el Municipio no tiene facultad para controlar la venta de armas en los mercados de la capital cruceña y que dicha acción es exclusiva de la Policía. Sin embargo, Soruco anticipó que planteará el tema en el Concejo Municipal para definir acciones en coordinación con la Policía, sobre todo para tratar el control de armas pequeñas y prohibidas.

"Como Municipio estamos coartados por la ley, la Constitución no nos da esas facultades, solo les otorga potestad a la Policía para controlar las armas pequeñas y al Ejército, las armas de guerra", expresó el general Soruco, al señalar que las armas ingresan por las fronteras con Brasil, Chile, Perú y Argentina.

Avanza proyecto de Ley de Armas y Explosivos
El proyecto de Ley de Armas y Explosivos está en tratamiento en el plenario de la Asamblea Legislativa Plurinacional, según el presidente de la Comisión de Gobierno, Defensa y Fuerzas Armadas, Irineo Condori. A decir del legislador, la normativa fue socializada con todos los actores involucrados de manera directa e indirectamente, como ser las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. "Esta es una ley que hace a la seguridad del Estado, ya que en años pasados malos ciudadanos tenían la intención de dividir el país y eso se lo hace con heridas, armas, por eso hay que reglamentar la compraventa de armas", recordó el diputado. Condori indicó que una norma prioritaria para la comisión que preside es la Ley de Seguridad Ciudadana; sin embargo, si existe una premura, la Ley de Armas también será tratada con preferencia. "Aún estamos en ese análisis; es decir, si primero atendemos la Ley de Seguridad Ciudadana o la Ley de Armas, pero está claro que está en agenda", declaró.

¿En qué consiste la ley?
De acuerdo con Irineo Condori, el proyecto de Ley de Armas busca regular la fabricación, importación, exportación, rexportación, internación temporal, comercialización, enajenación, donación, transporte, tránsito, depósito, almacenaje, tenencia, manipulación, empleo, portación, destrucción, desactivación, rehabilitación, registro, control, fiscalización, secuestro, incautación, confiscación y otras actividades relacionadas con el uso de armas, municiones, explosivos. Materias primas clasificadas tendientes a la fabricación de explosivos, armas antidisturbios, fuegos pirotécnicos y otros relacionados, aplicando los Tratados y Convenios Internacionales suscritos sobre la materia.

Oposición plantea uso de armas en los domicilios. Que cada ciudadano tenga un arma de fuego en el domicilio como defensa personal es la propuesta Luis Felipe Dorado, jefe de bancada de Convergencia Nacional (CN). Agregó que las mismas deben tener un permiso del Ministerio de Defensa o de la Policía Nacional para su uso únicamente dentro el inmueble y no para el exterior. Finalmente, agregó que este registro y la autorización del porte de armas deben estar controlados por las autoridades correspondientes.

El Gobierno está preocupado por el uso y abuso de armas.
En días pasados, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, calificó de "escandaloso" el uso indiscriminado de armas en enfrentamientos entre sectores sociales, sobre todo en el área rural, y lo atribuyó a la falta de una ley que permita regular esa situación. "Hay que establecer una regulación del uso y tenencia de armas, esa regulación debe ser muy restrictiva", señaló Romero a la red UNO. En ese marco, anunció que su Ministerio y el de Defensa, junto con las Fuerzas Armadas, están trabajando en un proyecto de ley para controlar el ingreso, la venta y la tenencia de armas, que será presentado dentro de 10 días al Parlamento.

En los últimos meses ocurrieron conflictos por diversas razones, como por ejemplo las disputas por el control de minas, en los que los civiles usaron armamento, entre ellos causando heridos.


Punto de vista

Las armas entran por las fronteras

Coronel Rolando Fernández
Excomandante Departamental


"Los servicios de Inteligencia de la Policía deben identificar los lugares donde se venden armas. Primero se debe tener la información fidedigna y coordinar un operativo entre la Policía y la Fiscalía para decomisar las armas que se consideran ilegales.

Es muy probable que las armas que se venden en el 'mercado negro' son reparadas, no nuevas. En las armerías de Los Pozos y Mutualista se sabe que se venden armas que están en el mercado de la ciudad. Creo que el principal problema, sin descartar el primero, es el ingreso de armas de diversos calibres por las fronteras de la Argentina y Brasil. Estos son los lugares por donde ingresa el armamento ilegal y lo saben los círculos de la Policía, pero muy rara vez se ha hecho operaciones, ya que tienen que ser coordinadas con los vecinos países. El hecho de que las fronteras estén desprotegidas favorecen a los traficantes de armas porque no existen obstáculos para introducir armamento a nuestro país. En ese sentido, hay que controlar las fronteras y coordinar con los países vecinos para realizar operativos.