Posts actuales

lunes, septiembre 24, 2012

Asesinó a su ex pareja por no querer compartir millonario premio con él

El cuerpo de la primera concursante del polémico programa de televisión peruano "El valor de la verdad", donde confesó que había sido bailarina de un night club, fue trasladado el domingo a la morgue, al descubrirse que había sido asesinada por su expareja.

La joven Ruth Thalía Sayas Sánchez, de 18 años, permaneció desaparecida desde el 11 de septiembre, hasta que su cadáver fue encontrado por la Policía el sábado pasado en una fosa recubierta con cemento, en un terreno baldío en la localidad de Jicamarca, en la periferia de Lima.

Según versiones periodísticas, su expareja Bryan Barony Romero Leiva, de 20 años, acudió el sábado a la Policía para brindar sus declaraciones por la desaparición de la mujer, pero cayó en contradicciones y terminó confesando el crimen.

Romero estuvo presente en la emisión en la que Sayas ganó 15.000 soles (unos $2.725.000) al admitir que había trabajado en un night club, que le habían pagado por sexo y que se avergonzaba de sus orígenes andinos, entre otras escandalosas confesiones.

La Policía investiga si Romero asesinó a la joven para quedarse con el dinero del premio, por lo que puede llegar a purgar una condena de cadena perpetua, o si fue motivado por la venganza, por lo que puede recibir entre 15 y 30 años de prisión.

En una versión recogida por la emisora Radio Programas del Perú (RPP), supuestamente Romero reconoció haber drogado a Sayas, haber abusado sexualmente de ella, para después matarla a golpes por no compartir con él parte del premio.

"El valor de la verdad" estuvo en el ojo de la tormenta desde el inicio de su emisión y fue muy cuestionado por la veracidad de lo presentado en pantalla, pues según versiones periodísticas, se hizo pasar a Romero como enamorado de Sayas cuando éste ya no lo era.

El crítico de televisión Fernando Vivas manifestó que el programa debe ser cancelado después de esta tragedia porque su formato implica "mucho riesgo y mucho engaño" sólo por elevar el índice de audiencia.

"Lo que ha pasado me hace poner en seria duda una idea equivocada que ha estado vendiendo el programa, esta idea de que la verdad te hará libre. Puede haber ciertos secretos que realmente contarlos sí pueda hacer algo positivo, pero en general la intimidad y la privacidad tienen sentido y exponerla al resto de la sociedad no es algo necesariamente recomendable", afirmó Vivas a la web de Diario16.

Otras concursantes del controvertido espacio televisivo han confesado sus más íntimos secretos como haber sido prostitutas, haber consumido drogas y haber abortado, entre otros.

El 25 Juzgado Penal de Lima ordenó hoy que se detenga a Romero y a su tío Redy Leiva Cerrón, presunto cómplice en el secuestro, asesinato y entierro de Sayas.

EFE