Posts actuales

domingo, junio 17, 2012

los principios de mondragón

Segunda parte:

Las cooperativas están basadas en los valores de autoayuda, que incentiva la responsabilidad individual, la equidad y la solidaridad. En la anterior edición se presentó cinco de los diez principios básicos que rigen a la cooperativa; ahora es momento de retomar esos lineamientos.

6. Solidaridad Retributiva

La Experiencia Cooperativa de Mondragón proclama la retribución del trabajo suficiente y solidario como un principio básico de su gestión. La solidaridad se manifiesta en los ámbitos internos, externos y a nivel de corporación.

7. Intercooperación

Entendida como la aplicación concreta del principio de solidaridad y como requisito de eficacia empresarial, la intercooperación se manifiesta en diversos ámbitos: Entre cooperativas individualmente consideradas, entre la Experiencia Cooperativa de Mondragón y las demás organizaciones cooperativas vascas y del resto del Estado español y con otros movimientos cooperativos europeos y del resto del mundo.

8. Transformación Social

La Experiencia Cooperativa canaliza su compromiso de desarrollo económico y social, en su entorno de actuación, a través de instrumentos como: La reinversión mayoritaria de los beneficios netos obtenidos, destinando una proporción significativa a fondos de carácter comunitario, que faciliten la creación de nuevos puestos de trabajo. El apoyo a iniciativas de desarrollo comunitario, sobre todo en el área educativa, mediante la aplicación del Fondo de Obras Sociales y la ejecución de una política de Seguridad Social coherente con el sistema cooperativo, basado en la solidaridad y la responsabilidad. Además de la cooperación con otras instituciones de carácter económico y social.

9. Carácter universal

La Experiencia de dicha cooperativa proclama su solidaridad con todos los que trabajan por la democracia económica en el ámbito de la Economía Social y hace suyos los objetivos de paz, justicia y desarrollo, propio del Cooperativismo Internacional.

10. Educación

La educación y la formación han jugado un papel determinante en el inicio y desarrollo del Cooperativismo de Mondragón. Su fundador y principal impulsor, Don José María Arizmendiarrieta, tuvo siempre muy presente "que la educación, entendiendo por tal el complejo de ideas y concepciones que adopta un hombre, es la clave del desarrollo y desenvolvimiento de un pueblo".

Consecuente con estos planteamientos, lo primero que hizo fue crear en 1943 la Escuela Profesional (hoy Mondragón Eskola Politeknikoa), que hasta ahora se ha constituído como el principal organizador de directivos y personal cualificado para las cooperativas.