Posts actuales

lunes, abril 02, 2012

El extraño mundo de los genios de las matemáticas

En la historia de la matemática abundan personajes singulares, cuyas biografías no desmerecen sus extraordinarias contribuciones.

Matemáticos como el francés Évariste Galois (1811-1832), que murió a la edad de 20 años como consecuencia de las heridas recibidas en un duelo.

Consciente del riesgo que afrontaba, Galois, una noche antes del duelo, redactó una carta en la que resumió las ideas matemáticas en que estaba trabajando, que contenían la base de la moderna teoría de grupos, uno de los pilares de la matemática posterior y de una parte de la física teórica.

Descartes, el polifacético Leibniz, Euler, el “príncipe de las matemáticas”, Gauss, Cantor, Nash o el autodidacta hindú Srinivasa Ramanujan, que podía “ver” complejos resultados matemáticos sin ser capaz de demostrarlos, son otros buenos ejemplos en este sentido.

Gödel y Turing

Como también lo son Kurt Gödel (1906-1978), nacido en Brno, entonces parte del imperio austrohúngaro y hoy integrada en la República Checa, y el londinense Alan Turing (1912-1954), ambos figuras capitales de la matemática y ambos personajes con una vida de incomprensión.

Gödel fue un hombre muy “raro” y extremadamente inteligente. Turing fue, literalmente, destruido debido a su homosexualidad. Si los recordamos y consideramos figuras capitales de la matemática es, sobre todo, porque demostraron unos resultados que conmovieron los aparentemente bien establecidos pilares de la ciencia de Euclides, señala el diario español ABC.

En cuanto a Gödel, su gran aportación llegó en 1931, cuando publicó un artículo en el que demostró que no es posible lograr un reduccionismo completo en los sistemas matemáticos, ya que existen sentencias de las que no podemos saber si son o no ciertas, y sistemas cuya consistencia no es posible verificar.

De Turing es obligado mencionar el artículo que publicó en 1936, en el que introdujo unos instrumentos formales que terminarían siendo denominados “máquinas de Turing”, que nunca fueron comprendidas.

Gödel “ el raro”
Einstein El físico y premio Nobel se nutrió de los conceptos lógicos de Kurt Gödel.


Contribución Gödel llegó a contribuir a la teoría de la relatividad general einsteiniana con un modelo que planteaba serios problemas de causalidad (era posible viajar hacia atrás en el tiempo). Sin embargo, no fue hasta 1979 cuando la ciencia reconoció “un aporte tan valioso como delirante”.