Posts actuales

martes, marzo 06, 2012

Subastarán un diamante con más de 400 años de historia

El “Beau Sancy”, uno de los más importantes diamantes de la historia, que será subastado por la casa Sotheby’s en Ginebra el próximo 15 de mayo, adornó entre otras testas coronadas la de la reina francesa María de Medici, en 1610.

“Testigo de más de 400 años de historia europea, la joya en forma de pera, de 34,98 quilates, tiene un valor estimado entre dos y cuatro millones de dólares”, afirmó un comunicado de Sotheby’s. Conocido como “Beau” o “Little” Sancy, el diamante incoloro toma su nombre del noble Nicholas Harlay de Sancy, diplomático y financista en la Francia de los siglos XVI y XVII.

El Señor de Sancy fue superintendente de finanzas de Enrique IV de Francia desde 1594 a 1599, así como coleccionista y mercader de diamantes. También fue el propietario de otro diamante impactante, el “Gran Sancy”, de 55,23 quilates, que luego se convertiría en uno de los más famosos de la historia.

El “Beau Sancy”, aunque más pequeño, no se queda atrás. Oriundo de las minas de diamantes del este de la India (tal vez de las minas de Golconda, famosas por sus piedras de excepcional claridad), no fue examinado en laboratorios modernos pero se lo clasifica como de Color D y sin vetas internas.

Lo más impactante de la gema es la perfecta simetría de sus facetas, un detalle único en un diamante de los siglos XV y XVI.

La piedra tiene en total 110 facetas en sus caras, ambas idénticas. Muy probablemente, se trata de un diamante Tipo IIa, el “más puro de los puros”, química y estructuralmente perfecto, sin impurezas causadas por componentes como el nitrógeno ni distorsiones de color amarillas o rosadas.

Este tipo de diamantes sólo constituye entre el 1 y 2% de los que se pueden encontrar en estado natural.

El primer registro auténtico de la existencia del “Beau Sancy” data de 1580, pero hay evidencia según la cual fue comprado por el duque de Borgoña Carlos el Temerario más de un siglo antes, entre 1467 y 1477.

En 1475, Carlos el Temerario envió a cortar y pulir tres grandes diamantes a Louis de Berquem, a quien se atribuye la creación del facetado moderno. Uno de ellos se cree era el “Beau Sancy”, los otros fueron para el papa Sixto IV y el rey Luis XI, de Francia.

Posiblemente, el “Beay Sancy” fue el primer diamante de la India facetado en forma simétrica en Europa. Luego de una trajinada historia esta valiosa pieza pasó a manos de la antiquísima familia real alemana de los Hozenhollern.

Una joya codiciada por la realeza
Reyes La gema ha pasado por manos de varias familias reales europeas desde que Nicolas de Harlay, Lord de Sancy, lo adquirió a mediados del siglo XVI, en Constantinopla.


Historia Permaneció en Berlín después de que el último rey prusiano huyera al exilio tras la Primera Guerra Mundial y al final de la Segunda fue trasladado a una cripta de seguridad.



34,98
Quilates tiene el Beau Sancy y tiene un valor estimado de cuatro millones de dólares.