Posts actuales

martes, febrero 21, 2012

La historia del hombre de los brazos cruzados

La propaganda bélica alcanzó su máximo esplendor en la II Guerra Mundial, tanto en el bando aliado como en las fuerzas del eje fue usada con profusión. Utilizada tanto como método de empuje y aliento para las propias filas, como de descrédito, desmoralización y desinformación en las líneas enemigas.

La siguiente foto, sin nada fuera de lo común en apariencia, fue lanzada sobre suelo alemán, apelando a los contrarios al régimen nazi a que tomasen la misma actitud que uno de los hombres de la foto. Esta fotografía hizo famoso a August Landmessser, aunque la identidad de este hombre se supo mucho después.

August Landmesser fue trabajador de los astilleros Blohm und Voss de Hamburgo (Alemania) hasta 1938, fecha en la que fue hecho prisionero por la Gestapo, quienes lo condenaron por Rassenschande, artículo 2 de La Ley para la Protección de la Sangre y el Honor Alemanes.

Dicho artículo prohibía las relaciones sexuales extra-conyugales entre judíos y alemanes. El artículo 5 de la misma ley establecía en su apartado 2 que "el varón que viole la prohibición del artículo 2 será castigado con pena de prisión con o sin trabajos forzados". August se casó el 21 de abril de 1935 con Irma Ecklel, una mujer de ascendencia judía.

En 1931 se había afiliado al NSDAP (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán) con la esperanza de poder conseguir un trabajo gracias a su pertenencia al partido, ya que en esos años dominados por la dictadura del Partido Nazi, quien no estuviera en sus filas tenía muy difícil conseguir un empleo.



UN AMOR VERDADERO

En agosto de 1935, la solicitud de matrimonio de ambos fue rechazada por el origen judío de la mujer de August, por lo tanto, las dos hijas del matrimonio Ingrid e Irene nacidas en octubre del 35 y julio del 37 respectivamente nacieron ya en lo que se consideraba una deshonra para el orden social de la raza aria. Tras varios juicios, Landmesser fue definitivamente condenado a dos años y medio de trabajos forzados en el campo de concentración de Börgermoor.

Su mujer Irma corrió la misma suerte después de ser condenada fue llevada a Lichtenburg, para ser posteriormente trasladada al de Ravensbrück (ambos sólo para mujeres) donde murió en enero de 1942, como tantas otras mujeres judías en ese campo de concentración.

August fue liberado a principios de 1941 y llevado a continuar sus trabajos forzados en una fábrica de coches para el Ejército. Obligado a alistarse al I Batallón de libertad condi- cional "999". Desde finales de ese año no se volvieron a tener noticias de él, lo que hace pensar que muriese en alguna de las batallas en las que participó.

August Landmesser ha pasado a la historia por una fotografía en la que se le puede ver con los brazos cruzados. Fue en la botadura del velero (hoy Barco Escuela) de la marina alemana Horst Wessel en 1936. Ese día el Führer Adolf Hitler estaba presente en Hamburgo, cuando August, quién ya tenía problemas con la justicia, se negó a saludarlo como hicieron los miles de compañeros que tenía en los astilleros.

Desde entonces este hombre es un ejemplo de coraje individual y objeción de conciencia.



DESCUBIERTO POR SU HIJA

Pero fue sólo en 1991 cuando se identificó al sujeto, luego de que una hija dijera que el hombre que aparecía en la imagen era su padre, un trabajador astillero de Hamburgo, cuya imagen ha dado la vuelta al mundo durante los últimos días, luego que un blog recuperara el archivo.

En 1996, su hija Irene, escribió la triste historia de su familia. Hoy, por una carambola de la red, Landmesser vuelve a ser noticia.