Posts actuales

martes, enero 24, 2012

Una mujer sobrevivió a 4 tragedias marítimas

De oficio camarera, se salvó entre 1910 y 1934 de la tragedia del Titanic y de otras tres más, un caso inusual en la historia.

Violet Constanza Jessop nació en Buenos Aires el 1 de octubre de 1887. Era hija de inmigrantes irlandeses y la mayor de nueve hermanos. Durante su infancia contrajo tuberculosis y, a pesar de que los médicos le pronosticaron pocos meses de vida, logró sobrevivir a la enfermedad, pero también logró sobrevivir a cuatro catástrofes marítimas, un caso curioso que destaca en los anales de las grandes anécdotas de la humanidad.
Según la publicación del portal giotecoteca.com, Jessop buscó empleo, no obstante que sufría mareos constantes y no le agradaba el mar, en el barco Olympic, el cual, el 20 de septiembre de 1911, chocó con el crucero británico Hawk. No hubo desgracias que lamentar.
El gigante marino. Violet Jessop era enfermera. El 10 de abril de 1912, el día de la salida del Titanic, éste estuvo a punto de chocar con un barco de vapor, el New York, antes de zarpar a su primer y único viaje. Jessop, nuevamente, viajaba en éste como camarera; antes del hundimiento del coloso, la mujer subió a uno de los botes salvavidas y, ya allí, un oficial puso a su cargo un bebé que estaba perdido, ella lo sostuvo fuertemente sobre su cuerpo para mantenerlo caliente hasta que fueron rescatados. Una vez en el Carpathia (nave que rescató a los 705 sobrevivientes), una mujer, sin decirle palabra alguna, se acercó a ella, le arrebató al niño y corrió. Nunca más lo volvió a ver.
Embarcación bélica. Al estallar la Primera Guerra Mundial (1914 -1918), la tercera nave de la compañía, el Britannic, sirvió como barco hospital a partir de diciembre de 1915. Había 101 enfermeras a bordo, una de ellas era Violet Jessop. El 21 de noviembre de 1916, navegando por el canal de Kea, en el Mar Egeo, una explosión (pudo ser un torpedo o bien una mina submarina, nunca se ha aclarado) provocó que al cabo de 55 minutos la nave se hundiera completamente. Murieron 30 personas y entre los sobrevivientes estaba Jessop.
Más de lo mismo. En 1934, Violet había vuelto a trabajar para la empresa White Star Line, ahora por segunda vez en el Olympic. En un viaje hacia Nueva York y debido a la niebla, la nave colisionó con el barco-faro Nantucket, y entonces fallecieron siete de sus tripulantes.
Violet siguió trabajando en distintos cruceros hasta el año 1950. Después de más de 40 años como camarera en alta mar, se retiró a vivir a una casa de campo en Great Ashfield, Suffolk, donde falleció por un ataque cardiaco el 5 de mayo de 1971.

1930 es el año en que Jessop contrajo matrimonio con un colega.

Al parecer la relación duró poco.

41 años se cumplirán de la muerte de la no tan famosa, pero afortunada enfermera.

Jessop no había comentado sobre sus experiencias. En su autobiografía cuenta un hecho también inusual. Una noche, en su casa, sonó el teléfono y al responder, una voz al otro lado le preguntó: “¿Es usted Violet Jessop, la persona que rescató a un bebé en el Titanic?”, al responder afirmativamente y preguntar por la identidad de quien llamaba, sólo escuchó: “Yo soy ese bebé”, y colgó.