Posts actuales

lunes, diciembre 05, 2011

ISABEL DE INGLATERRA Y JUAN CARLOS DE ESPAÑA | HAN ASEGURADO QUE SOLO MUERTOS DEJARÁN SUS CORONAS.

En Europa hay cuatro reyes, Juan Carlos I en España, Alberto en Bélgica, Harald en Noruega y Carlos Gustavo en Suecia; tres reinas, Isabel en Reino Unido, Margarita en Dinamarca y Beatriz en Holanda; dos príncipes soberanos, Alois en Liechtenstein y Alberto en Mónaco y un gran duque, Enrique en Luxemburgo. De todos, los más populares son el rey español y la reina inglesa. Justamente por ello, son los que más expuestos están ante la opinión de sus súbditos, y del público en general.

Hace poco se vio que Juan Carlos I aparecía ante los lentes de los periodistas con un ojo morado. Se dijo que se había golpeado accidentalmente con una puerta, pero las malas lenguas han hecho correr el rumor de que podría deberse a un asunto de faldas, porque para nadie es un misterio que al rey le gustan mucho las mujeres.

Sin embargo, pese al cotilleo, el rey y su esposa, la Reina Sofía, cumplieron 46 años de matrimonio hace poco, y aunque tuvieron que felicitarse por teléfono porque uno estaba en Madrid y la otra en Atenas, para los españoles son un ejemplo de estabilidad y amor.

Los Reyes de España contrajeron matrimonio en la ciudad de Atenas el 14 de mayo de 1962. La pareja se conoció hace 46 años en Londres. De ese matrimonio nacieron la Infanta Elena, la Infanta Cristina y el Príncipe Felipe.

La ley sálica de sucesión al trono español manda que los varones sean quienes ocupen el trono, por lo que el Príncipe Felipe será el próximo rey. Casado con la Princesa Leticia, Felipe es querido en su país, pero aún más lo es su padre.

Para muchos es estirado y pedante, y la actitud de su esposa tampoco lo ayuda. Comparado con su padre, bonachón y sencillo, el príncipe no tiene el don de gentes que sus súbditos reconocen en Juan Carlos I, y Leticia es considerada por algunos, soberbia e incluso antipática.

La relación en la familia real se ha visto afectada por la llegada de esta mujer plebeya. Las revistas españolas del corazón hablan sobre el distanciamiento entre Felipe y sus hermanas y aseguran que el rey apenas soporta a su nuera.

Desde que fue operado el año pasado de un tumor benigno en el pulmón (es un fumador empedernido), los rumores de que el rey Juan Carlos I de España estaba muy enfermo y podría abdicar en favor de su hijo Felipe, príncipe de Asturias, han sido repetidos mil veces. El relevo entre padre e hijo es un tema muy importante en España "porque las expectativas de vida son cada vez más largas", y los que quieren ver a Felipe pronto en el trono tienen que pensar que don Juan Carlos puede vivir 10 ó 15 años más con sus facultades perfectas.

Además el rey ha dejado claro que no piensa renunciar al trono porque su compromiso es de por vida, y en ese propósito es apoyado totalmente por su esposa. Como su prima, la reina Isabel II de Inglaterra, quiere mantener la corona hasta el final de sus días.

Tal como dijera la reina Sofía en una ocasión: "A un rey solo debe jubilarlo la muerte. Que muera en su cama y se pueda decir: 'El rey ha muerto, viva el rey' ".

EN EL REINO UNIDO

Desde la muerte de la Princesa Diana, los ingleses esperan el momento en el que el príncipe Guillermo, su hijo, sea rey. De acuerdo a las encuestas, Guillermo, de 28 años, es favorito para suceder a la reina Isabel II, superando a su padre, el príncipe Carlos, primero en la línea de sucesión.

Según News of the World, el segundo diario en inglés más leído del mundo, el 55% de los británicos quiere ver a Guillermo en el trono y sólo 35% a su padre. Y una mayoría más amplia, el 64% de los encuestados, quiere que Guillermo y Kate Middleton sean los próximos reyes en vez de Carlos y su actual esposa Camilla.

No obstante, el entusiasmo popular, basado en el rumor de una supuesta intención de la reina Isabel II de transferir más obligaciones a su nieto- se topa con la ley monárquica, según la cual Guillermo llegaría al trono sólo si su padre Carlos, siendo ya rey, abdicara en favor suyo.

"En las monarquías ya todo está establecido. El hijo, en este caso Guillermo, es el hijo del heredero; por lo tanto primero Carlos será rey y sólo hasta que muera, Guillermo ocuparía el trono", explicó el experto en monarquías europeas Jaime Peñafiel a la revista Quién.

La única posibilidad de que Guillermo fuera el próximo rey de Inglaterra sin la abdicación de su padre sería que éste, ahora de 62 años, muriera antes de ascender al trono. El príncipe Carlos y su esposa Camilla son vistos como herederos grises. Camilla ha sido impopular desde muchos años atrás, cuando era la eterna amante del Príncipe de Gales y se le consideraba poco agraciada, sin carisma ni estilo propio, es decir, lo contrario a Diana.

Al contrario, Guillermo y Kate son considerados “refrescantes”, y son además muy queridos por sus súbditos dado que el príncipe ha heredado el carisma y la simpatía de su madre, y su esposa es una joven sencilla, pero elegante, que ha llenado de glamour la estirada corte inglesa. (Con datos de El Heraldo, CNN, El Mundo).

Reales mimados

España y Reino Unido, las dos monarquías más antiguas de Europa, siguen haciendo buen uso de la corona como modelo de estado. Y en ambos casos el servicio que la institución presta a su nación es inmensamente superior al que conseguirían con una república. Tanto a nivel interno como en las relaciones internacionales. El nivel de interlocución que tanto el rey Juan Carlos como la reina Isabel tienen con los máximos mandatarios internacionales sigue siendo vital para ambas naciones.

Aunque la monarquía es criticada, a muchos les fascina, por lo que en países como España y el Reino Unido son una gran fuente de dinero sólo por el turismo que llega a conocer los lugares donde viven los reyes y príncipes.