Posts actuales

jueves, diciembre 08, 2011

Cara a cara con la cebra

El Proyecto de Educadores Urbanos Cebras se inició el año 2001 con la visión inicial de apoyar la implementación del Plan Vial de reordenamiento vehicular del municipio de La Paz y el objetivo de informar a la población sobre las acciones a realizarse entorno al Plan Vial y orientar sobre el uso del paso peatonal de una forma creativa, original y distinta, que además, logre posicionarse en el imaginario colectivo sin afectar condiciones sociales y consolidarse como un ícono y educador urbano. Para ello tenían que salir y enfrentar la maleza de vehículos, peatones, bocinas y embotellamientos, para informar y poner orden. Asimismo, se pensó en la posibilidad de dotar de una fuente de trabajo a jóvenes de escasos recursos económicos. Así el primer contingente estuvo conformado por 24 jóvenes vendedores eventuales y lustra botas, hombres y mujeres.

Ante la amplia aceptación de esta iniciativa en la población, el trabajo se extendió a dar información también sobre las señalizaciones viales como semáforos, puntos de parada, respeto a no parqueos y otros. Además, de guiar a los usuarios del transporte público y privado en los cambios de rutas, particularmente en horas pico de congestionamiento vehicular en el Parque Urbano Central o casco viejo de la ciudad.

Actualmente, el personaje de la Cebrita se ha constituido en un verdadero educador urbano cuya función se extiende más allá de la informativa sobre temáticas de tráfico y vialidad, sino sobre otros temas más, junto a la posibilidad de definirse como un transmisor de valores ciudadanos y un ícono reconocido de la ciudad.

El Proyecto como tal busca responder a las necesidades de formación y orientación a jóvenes sin alternativa ni opciones de ocupación. Ello implica, facilitarles un ingreso económico, apoyo psicológico cuando así lo requieren, atención médica, inserción al campo laboral y formación permanente sobre sus funciones y otros ámbitos de beneficio para los jóvenes.

Por ello, existe un relacionamiento permanente basado en una estructura familiar, una madre denominada la mamá cebra e hijos cebras y burros, donde prima el trato fraternal basado en valores como el respeto, compañerismo, solidaridad, equidad de género, y, sobre todo, no tolerancia a la discriminación.

La Cebra y su look

A partir de la gestión 2006, implementó el traje que usan en la actualidadl que consta de un mameluco serigrafiado y un cierre largo, para vestirlo con comodidad. Acompaña a éste, una máscara de esponja forrada con la misma tela del mameluco.

Un gran antagonista, el Burro

Este personaje secundario nació en el año 2006 con una función antagónica a la de la Cebrita, para mostrar a la gente sus errores en el ejercicio de principios y valores de cultura ciudadana. En este sentido, se descubrió su valor complementario con la corrección de errores a través de parodias y juegos. Tiene la función de reflexionar y poner en tela de juicio los valores positivos y así, hacer que la población ponderede lo bueno y lo malo, entre lo positivo y lo negativo. Cuestiona para provocar reacciones que se corrijan y por tanto, enseñen aquello que no debe hacer un ciudadano.

Logros de las cebras

Independientemente de su aporte social las Cebras han logrado reconocimientos importantes como el Maya Pueblo y la Mejor Campaña Educativa y Personaje de La Paz por la FIPAZ en 2009. Estos son parte de los incentivos al esfuerzo y trabajo de más de 2000 educadores urbanos que hasta el momento han transitado por el proyecto.

Las Cebritas de Cumleaños

Los festejos por los 10 años de las Cebras arrancaron el viernes 18 de noviembre con diferentes actividades realizadas por las mismas. El día 28 de noviembre las Cebras de La Paz recibieron un merecido homenaje en su décimo aniversarioen el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez y fue organizado por la Dirección de Cultura Ciudadana, donde el Alcalde del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, Luis Revilla hizo entrega de un reconocimiento especial a la mamá cebra, Kathia Salazar, responsable del proyecto.

Mamá Cebra

Kathia Salazar es denominada la mamá cebra y dirige el programa en estos diez años de éxitos. Asevera que el proyecto crece gracias a la gran acepación de la gente. También destaca que detrás de cada traje hay una vida, eso debe saber la gente y debe respetarlas (a las cebritas)pues es un trabajo que no todos estarían dispuestos o capacitados para realizarlo. Durante estos años las Cebras han venido ejerciendo su labor educadora hacia los paceños para que puedan mejorar sus costumbres urbanas. Los niños y jóvenes de la ciudad han reconocido a las Cebras como entes mediáticos y educadores y, por lo tanto, un ejemplo a seguir.