Posts actuales

sábado, diciembre 17, 2011

Andrea, una Magnífica Mamá

Una de las mujeres más lindas de Bolivia. Imagen de innumerables catálogos y calendarios de las empresas más importantes del país. Andrea Herrera, está casada con Petar Petrov, y desde el pasado 27 de noviembre se convirtió en mamá de Stéfano, a quien le piensa dedicar la mayor parte de su tiempo. Dijo que se han cumplido todos sus sueños, y le agradece a Dios por ello.

¿ QUÉ IMPACTO HA CAUSADO EN TU VIDA LA LLEGADA DE STÉFANO?
A.H.: Es la alegría más grande que he podido sentir en toda mi vida, No existe nada más importante que él y su bienestar, lo demás pasó a último plano.

¿CÓMO FUE EL PRIMER ENCUENTRO ENTRE USTEDES, HIZO ALGÚN GESTO?
A.H.: Lloré en la sala de operaciones cuando lo escuché llorar por primera vez y pude verlo, sentirlo y besarlo. Cuando me lo llevaron a la habitación, tenía los ojos muy abiertos y miraba todo como si pudiera ver todo lo que lo rodeaba, ademas, se lo veía muy grande no parecía un bebé recién nacido (risas).

¿A QUIÉN SE PARECE MÁS. A TI O AL PAPÁ?
A.H.: (Uyyy) Sobre eso hay muchas opiniones diferentes, yo todavía no puedo decir a quién se parece, mi mamá dice que es igualito a mí porque ella recuerda cómo era yo al nacer, aunque dice que su boca es igual a la de mi esposo.

¿CÓMO SE COMPORTA TU PRÍNCIPE? ¿ES INQUIETO O CABALLEROSO?
A.H.: Es muy bueno, no molesta sin razón, solo cuando tiene mucha hambre sí se enoja.

¿CÓMO VAS A DIVIDIR TUS HORARIOS ENTRE TU EMPRESA Y EL PEQUEÑO?
A.H.: Gracias a Dios tengo la suerte de poder quedarme en casa todo el día y ser mamá a tiempo completo, además, todo el trabajo de la revista lo puedo hacer desde mi computadora y no necesito ir a la oficina, así que cuando él duerme yo trabajo.

¿CUÁNDO VIENES PARA BOLIVIA PARA QUE LO CONOZCA SANTA CRUZ?
A.H.: En abril.

¿ CÓMO FUE EL PROCESO DE DECORACIÓN DEL CUARTO DE TU PRÍNCIPE. HEMOS VISTO QUE TIENE UN CUARTO HERMOSO. SI PUEDES DETALLARNOS LOS ACCESORIOS QUE TIENE?
A.H.: Le hicimos un cielo, lleno de nubes, todo en tonos celeste y blanco, mi esposo y yo lo hicimos todo. Pegamos el papel tapiz de todas las paredes y estuvimos pendientes de todos los detalles, yo diseñé las cortinas, el mosquitero, la ropa de cama, los cojines, etc. Mandamos a hacer nubes de cuero blanco para colgarlas del techo y le dé el efecto que buscábamos y todos los muebles los hicieron en una tienda de bebés. Finalmente todo quedó como lo soñé.

¿ TIENES GANAS DE VOLVER AL MODELAJE Y PARA CUÁNDO CREES QUE VOLVERÍAS, YA TIENES PROPUESTAS DE SER IMAGEN DE ALGUNA TIENDA PARA BEBÉS?
A.H.: Siempre que tenga el tiempo y pueda hacerlo voy a seguir en el modelaje, y si puedo hacerlo con él aún mejor. Por el momento no tengo contrato cerrado con ninguna empresa, pero si se da la oportunidad de hacer algo lindo con él, encantada lo haría.

¿CREES QUE TU FAMILIA YA ESTÁ CONSOLIDADA Y PARA CUÁNDO PLANEAN BUSCAR LA PAREJITA?
A.H.: Por supuesto, ya lo sentíamos antes de tener a nuestro primer bebé, ahora aún más. Estamos cumpliendo todos nuestros sueños juntos y queremos seguir haciendo crecer la familia, de acá a dos o tres años si Dios lo permite buscaremos el segundo.


¿CÓMO TRANSCURRIERON LOS MINUTOS ANTES DEL PARTO. CUÁL ERA TU SENSACIÓN DE QUE YA FALTABA POCO PARA CONOCER EL ROSTRO DE ESA PERSONITA QUE TE HABÍA ESTADO ACOMPAÑANDO DURANTE TODOS ESTOS MESES?
A.H.: Siempre estuve muy tranquila, y pensé que cuando esté más cerca el día me pondría nerviosa o muy ansiosa, pero nunca sentí nervios ni ansiedad, creo que Dios me dio toda la tranquilidad que necesitaba para recibir a mi angelito y siempre supe que todo iba a estar bien. Sentía una felicidad infinita de que ya al fin, después de tanta espera iba a poder conocer su bello rostro.

¿CÓMO PASASTE TUS MESES DE EMBARAZO. TUVISTE MUCHOS ANTOJOS?
A.H.: Tuve un embarazo maravilloso. Nunca sentí nada, no tuve cambios de ningún tipo, ni náuseas, malestares, ni siquiera antojos. Mi vida siguió súper normal, seguí viajando, trabajando, modelando y yendo al gimnasio hasta una semana antes del parto. (risas) Me sentía tan bien y con tanta energía que fueron los nueve meses más activos de mi vida. (risas). Fue una bendición inmensa y completa porque aparte de estar esperando un regalo tan hermoso, no tuve que sufrir de nada. Lo que si, era muy inquieto, yo pensaba que él no dormía nunca, porque se movía día y noche.