Posts actuales

domingo, octubre 16, 2011

La Dinastía Alba

LLENA DE ENERGÍA | LA “DUQUESA BAILARINA”, COMO MUCHOS LA LLAMAN TRAS SU TERCERA BODA EL PASADO 5 DE OCTUBRE, SU ORIGEN DESPIERTA CURIOSIDAD.

Quién es esta fascinante y excéntrica mujer? Se dice que la duquesa, debido a sus múltiples títulos nobiliarios, supera a la Casa Real española e incluso a la reina Isabel II de Inglaterra; se llegó a decir que si ambas coincidiesen ante una puerta, la duquesa tendría preferencia.

Muy querida en España, sobre sus hombros recae el peso de la historia y sus 17 duques enraizados a un país que ya tenía Duque de Alba antes de que Colón descubriera América. Ella, María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y de Silva, conocida como Doña Cayetaña o la Duquesa de Alba, es poseedora de 46 títulos nobiliarios y 20 veces Grande de España. Es actual jefa de la Casa de Alba y distinguida figura social española.

Nació en el Palacio de Liria, Madrid, el 28 de marzo de 1926 y fue bautizada en el Palacio Real; sus padrinos fueron un rey, Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia.

Hija única, huérfana de madre desde temprana edad, su infancia estuvo marcada por el exilio y viajes alrededor del mundo con su padre, Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII duque de Alba. Ella misma ha confesado que su infancia fue triste, pues su madre, enferma de la letal tuberculosis, fue aislada y tras su muerte a los 33 años, Cayetana fue criada por una niñera y su padre, que la introdujo al mundo de las artes y el conocimiento.

Al estallar la Guerra Civil Española, los Alba se exiliaron en Londres. Durante ese tiempo, Cayetana de 16 años tenía vida de aristócrata, visitando la casa de su pariente, Winston Churchill, donde las hijas de éste le hacían la reverencia protocolaria, y jugando con la futura reina Isabel II de Inglaterra.

Tras la muerte de su padre, la Duquesa de Alba heredó el ducado de Alba en 1953, manteniendo la dinastía viva y fuerte hasta el día de hoy.

Casa de Alba, vigente desde el siglo XIV

La Casa de Alba es originaria de la Corona de Castilla, cuyos orígenes se encuentran en el siglo XIV. En origen, la Casa de Alba correspondió al linaje de los Álvarez de Toledo hasta que a la muerte sin descendencia de la XIII duquesa de Alba, pasó al linaje de los Fitz-James Stuart.

La familia de los Álvarez de Toledo surge en la historia nobiliaria española al obtener en el siglo XIV los señoríos de Oropesa y Valdecorneja como recompensa por los servicios prestados al rey Enrique II de Castilla. En 1429 Gutierre Álvarez de Toledo, obispo de Palencia y arzobispo de Sevilla y Toledo, obtiene el señorío de Alba de Tormes (próximo a Salamanca), heredado por su sobrino Fernando Álvarez de Toledo, al que el rey Juan II convierte en Conde de Alba de Tormes en 1438; y será con su hijo García Álvarez de Toledo, cuando el título se eleva a ducado, convirtiéndose en el primer Duque de Alba en 1472.

Con el tiempo, en virtud de herencias y matrimonios, la Casa de Alba ha incorporado otras casas nobiliarias, como la de Olivares, la de El Carpio y la de Villanueva del Río. Hoy es la casa noble europea con mayor cantidad de títulos.

Su importante papel histórico y gran fortuna hacen a la Casa de Alba, propietaria de una de las mejores colecciones privadas de arte de España, conservada en más de 20 palacios y castillos repartidos por todo el país, algunos cedidos a instituciones públicas. Su posición prevalente les ha permitido relacionarse con lo mejor del mundo de las artes y letras españolas.

Como jefa de la Casa de Alba, Cayetana ha cumplido un papel preponderante en las actividades realizadas por la familia y la Fundación Casa de Alba, entre las cuales se encuentran diversas causas sociales y aportes a la cultura por medio de la conservación del patrimonio histórico de la casa ducal y la financiación de proyectos de restauración de piezas de arte y edificios históricos de España.

FORTUNA

La Casa de Alba posee una de las fortunas más grandes de España, conformada por los palacios y castillos más relevantes del patrimonio histórico español, terrenos agrícolas, propiedades inmobiliarias, sociedades, participaciones bursátiles y una extraordinaria colección de arte. Su valor estimado, ya que muchas de sus posesiones tienen valor incalculable, supera con creces los 600 millones de euros. Se calcula que posee unas 34 mil hectáreas, equivalentes a más de 170 veces el Principado de Mónaco.

Su residencia cambia constantemente. El Palacio de Liria en Madrid y el Palacio de las Dueñas en Sevilla son sus principales residencias. En el verano la duquesa viaja a Ibiza, donde tiene una llamada “S'Aufabaguera” (“La Albahaca” en ibicenco).

En las décadas de 1960 y 1970, siguió engrandeciendo la colección artística (que ya contenía obras de Tiziano, Rubens, Goya y Rembrandt, entre otros) con la compra de cuadros impresionistas y modernos de Renoir, Corot, Chagall, Picasso... Cayetana está además muy vinculada al mundo del flamenco, los toros y la pintura, una de sus grandes pasiones. Además de autora, ha sido modelo, musa y mecenas; retratada por Zuloaga, esculpida por Benlliure y codiciada por Picasso.

CAYETANA, UN ICONO

El primer matrimonio de la Duquesa fue en la catedral de Sevilla el 12 de octubre de 1947 con el ingeniero industrial y aristócrata Pedro Luis Martínez de Irujo y Artázcoz. El enlace tuvo gran repercusión social hasta el punto que el periódico Liberation lo calificó como “la boda más cara del mundo” al costar cerca de los 20 millones de pesetas de la época. De este matrimonio nacieron sus seis hijos, a cada uno de los cuales la duquesa de Alba ha distribuido un título nobiliario con Grandeza de España. Sus 25 años de matrimonio finalizaron trágicamente cuando él fue diagnosticado con leucemia.

Seis años después, Cayetana volvió a dar el “sí quiero” el 16 de marzo de 1978 al ex sacerdote Jesús Aguirre, con el que no tuvo descendencia y del que quedó viuda en mayo de 2001 tras 23 años de matrimonio.

“No había pensado en un segundo matrimonio, pero todo surgió de una forma espontánea. Sentí un gran dolor cuando murió mi primer marido y pensé que nunca más me volvería a casar. Ya no era ninguna niña. Tenía seis hijos... Así que mi matrimonio con Jesús fue un regalo que no esperaba. Nunca pensé que pudiera volver a ser tan feliz”, aseguró.

“El primer día que nos vimos nos caímos muy mal. Ella dijo de mí que era como un papel secante, y yo pensé que ella era muy guapa, pero insoportable. Sin embargo, al poco tiempo, nos volvimos a ver en su casa. Cayetana quería continuar con la “guerra”, pero yo la “ataqué” de un modo inesperado representando la escena del sofá de Don Juan Tenorio", confesó hace años Aguirre.


TODO UN PERSONAJE

Su forma de reinterpretar la nobleza y la aristocracia, la han convertido en un personaje imprescindible en la historia social española de las últimas décadas. Vive con intensidad, sin olvidar sus responsabilidades heredadas. Ya entrada en la ochentena, la Duquesa ha vuelto a encontrar el amor y las ganas de vivir al lado de Alfonso Díez, un funcionario del Estado, con quien se casó hace algunos días. Hoy vive una segunda juventud en la que no solo comparte su tiempo junto a Alfonso sino que disfruta de tres de sus grandes pasiones: el flamenco, los toros y la pintura juguetona de arlequines.



Herencia


El 4 de julio la duquesa adelantó el reparto de su herencia personal, valorada en 1000 millones de euros, entre sus seis hijos, quienes recibieron 110 millones de euros cada uno y han pasado a ser los titulares registrales de sus bienes. Además, Carlos, como primogénito y futuro duque de Alba, recibe el enorme legado artístico de la Fundación Casa de Alba, valorado en más de 2000 millones de euros, y los palacios de Liria, Monterrey y Dueñas, aunque éste último está ya a nombre de su primogénito, Fernando, como futuro heredero de la casa de Alba.

Curiosidades

Cayetana reveló que Picasso había expresado su interés por emplearla como modelo para una nueva versión del cuadro La maja desnuda; tal proyecto no llegó a puerto ante la oposición de su marido Luis Martínez de Irujo.

Su verdadero nombre es: María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay


1. Cayetana. Según el Libro Guinness de los Récords, Cayetana de Alba posee más títulos que ningún otro noble en el mundo: es cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces Grande de España.

2. Palacio de Liria. Las obras artísticas que acumula el Palacio de Liria, son sin duda, una de las mejores colecciones privadas del país.

3. Palacio de las Dueñas. La duquesa de Alba reside habitualmente en este palacio construido en el siglo XVI como casa solariega por la familia Pineda. En este edificio se combinan de manera soberbia los estilos mudéjar, gótico y renacentista. Su patio es uno de los prototipos de patio andaluz.