Posts actuales

sábado, mayo 28, 2011

Los sordos de la India quieren unificar su lengua de signos

Más de 30 de las tres mil lenguas indias nunca se escuchan: son los códigos de signos de los millones de sordos del país, que sufren aún un brutal desprecio y piden al Gobierno normalizar un idioma único con el que entenderse.

Los sordos de la India, entre seis y quince millones de personas, carecen de una institución que aúne sus demandas ante el Gobierno, y, sin asistencia pública suficiente, son las ONGs y algunas iniciativas empresariales las que bregan por sus derechos.

"El Gobierno indio hace muy poco por los sordos: a algunos les proporciona un pedazo de tierra o cartillas de comida y nada más", dijo a Efe Anuj Jain, que es secretario de la Asociación Nacional de Sordos y de The Deaf Way Foundation (TDWF).

Muchos de los sordos del país son presa todavía de los prejuicios y discriminaciones, presentes sobre todo en el ámbito rural, según se quejan en las asociaciones de ayuda.

"Muchos piensan que los sordos son deficientes mentales. Muchas familias se preguntan para qué gastar dinero en un niño sordo. Creen que no les servirá de nada y que será una pérdida de tiempo y dinero", explicó a Efe Anuj Jain.

Asociaciones como TDWF han sido para el colectivo un medio para lograr su inserción laboral en algunas empresas privadas que han optado por tener a sordos entre sus empleados en una sociedad, la india, aún en desarrollo y muy poco atenta con los discapacitados.

"Estas empresas desempeñan una gran labor a la hora de cambiar la percepción general que tiene la sociedad india de los sordos, convencida hasta ahora de que sólo podían ganarse la vida con la mendicidad", explicó el secretario de TDWF.

Hay varias compañías de este tipo, como la cadena hotelera Lemon Tree, que se ha propuesto emplear a más de 500 sordos en los próximos tres años, o la franquicia india de la cadena de cafeterías Costa Coffee, que dice haber empleado desde 2008 a más de 100 sordos.

En uno de sus cafeterías del sur de Nueva Delhi, por ejemplo, todos sus empleados excepto el gerente son sordos: y los clientes viven el hecho con normalidad, sin mayor complicación que la de saber que deben escribir o señalar lo que desean.

"El servicio es muy bueno. Normalmente saben lo que quiero porque soy un cliente habitual, pero el día que quiero cambiar nunca hay problemas, tienen buena predisposición y son muy amigables", comentó a Efe Anjini Kumar.

Pero la acción privada es aún una gota de agua en las necesidades de este colectivo: en la India hay, según distintas estimaciones, entre seis y quince millones de sordos, y más de 25 millones de personas con discapacidad auditiva.

Las organizaciones del sector tienen en su diana la escasa acción del Gobierno, al que reclaman la implementación de una lengua única de signos, la formación de intérpretes, y una campaña de sensibilización nacional que explique qué significa ser sordo.

Estas reivindicaciones llevaron a decenas de sordos a manifestarse el pasado viernes en Nueva Delhi -junto a otros grupos con "discapacidades"- frente al organismo oficial encargado de implementar las políticas de apoyo a este colectivo.

Alzando sus brazos a modo de presión, y con pancartas reivindicando promesas incumplidas, los manifestantes reclamaron que se ejecuten de manera inmediata todos los proyectos que señalaba el Plan XI (2007-2012) del Gobierno, que nació en 2006 fruto de una movilización social que llevó a miles de personas a las calles.

Ese documento reconocía que los no oyentes han sido "olvidados durante demasiado tiempo" y remarcaba la necesidad de formar a un amplio número de intérpretes en lengua de signos para facilitar a los sordos el acceso a los servicios básicos, además de la creación de un Centro de Investigación y Formación en Lengua de Signos.

"Ninguna de estas promesas ha sido cumplida. Decían que nos proporcionarían un centro especializado y ahora sólo nos ofrecen una zona en un colegio universitario, algo inaceptable", explicó a Efe tras la manifestación el presidente de la Asociación Nacional de Sordos, Zorin Singha.

Esta organización, además de TDWF o la Asociación Nacional de Intérpretes de lengua de signos, son las que con sus iniciativas dan aire a la comunidad de sordos en la India, con campañas de sensibilización, ayudas a niños, programas de ayuda matrimonial o atención a los sordos aquejados de SIDA.