Posts actuales

jueves, mayo 19, 2011

El fin del mundo está lejano, dicen científicos

Dos científicos que observan día día el comportamiento de los planetas y la atmósfera, coinciden en que el fin de la Tierra llegará sólo cuando el sol se apague, o sea en aproximadamente unos cinco mil millones de años.

“Sabemos que nada es eterno y que el mundo se va a apagar. Para la ciencia no hay una fecha, pero suponemos que será en unos cinco mil millones de años, cuando el sol comience su etapa final de vida, ahí la tierra desaparecerá”, sostiene Rubén Muñoz, técnico del Planetario Max Schreier de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

La afirmación surge tras las predicciones difundidas por el culto llamado Familia Radio que, con base en un cálculo matemático con datos contenidos en la Biblia, anuncia que el día del juicio final comenzará este sábado 21 de mayo, proceso que terminará el 21 de octubre de este año.

Según Muñoz, dicha predicción no tiene fundamentos científicos, “es un manejo alegre de cifras contradictorias, probablemente parte de una carrera entre los que dicen que el fin del mundo llegará el 2012, y este grupo que sostiene que será el 2011”.

Francesco Zaratti, director del Laboratorio de Física de la Atmósfera de la UMSA, dice que “es la primera vez que se escucha que el fin del mundo durará cinco meses. Sería mejor hablar de agonía del mundo”. Desde su perspectiva, hay varias posibilidades de concebir el fin del mundo: “La muerte es una; otra es el fin de la vida del hombre en la Tierra por la violencia que ejerce sobre la naturaleza y la humanidad; y el fin de la Tierra como planeta, previsto en cinco mil millones de años, cuando el sol agote su combustible nuclear”.

Si bien la ciencia estima que el fin de la Tierra llegaría en cinco mil millones de años, Muñoz señala que “también suponemos que si sobrevivimos, como especie tendremos la tecnología para salir de este sistema y migrar a otro”.

Pero al margen de estas estimaciones, coinciden en que en las observaciones del comportamiento de los planetas y la atmósfera, al momento no existe nada extraordinario que llame la atención. “Sabemos que en los próximos 100 años no hay ningún objeto, asteroide o cometa que represente un peligro inminente para la Tierra”, indica Muñoz.

A corto plazo, no hay nada anómalo, confirma Zaratti.

Los movimientos de tierra son normales

Según el Observatorio San Calixto, cada año se registran miles de sismos en diversas regiones del mundo, por lo que los movimientos son normales y no están asociados a catástrofes bíblicas. El analista Teddy Griffiths explica que se prevé que dos de ellos sean fuertes, de una intensidad cercana o mayor a ocho grados.

“Algunas personas creen que en estos tiempos hay más sismos. No es cierto, el movimiento de la Tierra es normal porque el mundo se está moviendo”, dice. Para el caso específico de Bolivia, según el Observatorio con sede en La Paz, el evento que podría afectar al país es un sismo que se estima llegue a registrarse en Chile. “Su magnitud sería de más de ocho grados”.