Posts actuales

sábado, febrero 12, 2011

La boliviana Susy Diab trabajó en campañas para Nokia y Honda

Un concurso de modelos le cambió la vida a una promesa del tenis nacional.

A sus 14 años, Susy Diab ganó el Elite Model Look de Santa Cruz y de ahí en adelante le dijo adiós a la raqueta y a la cancha de arcilla, y dio la bienvenida a las pasarelas y agencias de publicidad más famosas de Argentina y Estados Unidos.

“Jamás lo hubiera soñado. Pero un día estaba pensando en participar en un torneo, y al siguiente firmaba un contrato por tres años con Pablo Manzoni”, confiesa Susy, quien inició una vertiginosa carrera como modelo, que parece no tener un límite de velocidad.

“Todo fue muy rápido, la verdad. Gracias a Pablo modelé en Punta del Este con Las Magníficas en el desfile de Giordano y luego Pancho Dotto me contrató para su agencia, que es una de las más importantes de Argentina. Admito que aún no estaba satisfecha. Me faltaba algo más y lo hallé en Nueva York”, relata.

De Floricienta a De Niro

Valiente, con ese punto de osadía que demuestran las personas determinadas a alcanzar una meta por más difícil que sea, Susy Diab dejó Buenos Aires y se marchó a Nueva York.

Hoy, mientras su portafolio fotográfico está en las mejores agencias de publicidad del mundo, recuerda que lo más complicado fue dar el primer paso. No era sencillo dejar a la familia en La Paz para mudarse a Manhattan.

“Mi idea era, sigue siendo, actuar. En Argentina participé en un par de episodios de la telenovela Floricienta, pero yo quería intentar nuevos retos”, reconoce Susy un tanto melancólica, mientras su mirada se posa en los densos nubarrones que oscurecen la mañana paceña. “Son demasiados recuerdos. Pero ahora he aprendido a hacerme fuerte ante la adversidad. Sólo una ciudad como Nueva York tiene la fuerza y la energía para cambiarte de pies a cabeza”, asegura con un nudo en la garganta.

No es para menos. Trabajando para la agencia Red Model Management recibió una propuesta para una audición con el director Neil Burger para la película Dark Fields, a estrenarse este 2011. “No lo podía creer. En el reparto estaban Robert de Niro y Bradley Cooper y no lo pensé dos veces. Viajé a Filadelfia y grabé un par de escenas con Bradley. Pero no me contrataron por una complicación legal con mi visa”, recuerda.

Lejos de desanimarse, la joven modelo aceptó pasar cuatro meses entre Singapur y Tailandia grabando comerciales para Nokia y Honda. Esta experiencia le permitió incursionar en un mercado muy exigente.

“Lo próximo es Milán, la meca de la moda. Allí ya tengo agencia. No puedo permitirme un respiro. El mundo del modelaje es tan exigente que cada día te plantea un nuevo desafío. Lo importante es saber cómo enfrentarlo”, dice Susy.

El camino al éxito de Susy Diab
Susy Diab empezó su carrera con el fotógrafo cruceño Pablo Manzoni, quien le abrió las puertas del mundo del modelaje nacional e internacional.

En Argentina trabajó en la famosa agencia de modelos de Pancho Dotto, un escaparate perfecto para luego viajar a Nueva York. Sin ser el estereotipo de modelo excesivamente esbelta, su tipo latino y elegante fue muy apreciado por la agencia Red Model Management, una de las más reconocidas en EEUU.

Susy Diab modeló para la diseñadora Estella MacCartney y participó en campañas publicitarias para las prestigiosas marcas Elizabeth Arden, Latisse y Brooklyn Industries.

Recientemente ha trabajado en Singapur y Tailandia grabando en producciones comerciales de las marcas Nokia y Honda y después de un merecido descanso en La Paz, tiene previsto probar suerte, nada más y nada menos que en Milán.