Posts actuales

miércoles, enero 12, 2011

Santa Cruz de la Sierra, 450 años de fundación | Las olvidadas calles de antaño

Al igual que las personas, las calles de la Santa Cruz de antaño, aparte de tener su denominación oficial por parte de la comuna, la gente les dio un apodo o sobrenombre de acuerdo con el uso que se les daba. Por ello a la Vallegrande se la conoció como Brava, a la La Paz como de la Amargura y a la Florida como de los Carretones por encontrarse en ella el único mercado de la población, conocido como La Recova.
Aún hay gente que habita las antiguas casonas en la calle Florida, como Zulema Torres, que atiende un negocio con artículos de talabartería para las tareas campestres, la cual conoce la transformación de la vía en la que en 1950 los carretones, provenientes de la orilla oeste del río Piraí, bajaban su carga para venderla en el mercado La Recova.
“Guardamos fotografías de esa época, donde los carretones hacían honor a la calle que por eso también se la conocía. En 1960 desaparecieron estos vehículos, pues fueron cambiados por los viejos camiones y jeeps y ahora no quedan vestigios de ese pasado”, indicó Torres en alusión a que La Recova desapareció como mercado y no se ve el mismo ajetreo que hace cinco décadas.
“La Casa Torres, fundada en 1925, quedó con la tradición de esos años con la venta de artículos de cuero y de engomados llegados de Beni, ahora somos un referente en la moderna ciudad”, acotó Torres.
En la calle Vallegrande quedan pocas familias dueñas originales de las antiguas casas, como Rosario Suárez, beniana casada con vallegrandino, que recién se enteró del sobrenombre de ‘calle Brava’ porque albergaba varios bares que vendían ‘chicha colla’ y las farras terminaban en encarnizadas peleas y bochinches.
Otro ejemplo es la calle de la Amargura, hoy La Paz, nombre adquirido por existir un cementerio junto al templo Jesús Nazareno para personas de escasos recursos.

Para conocer

- Calle Brava. Reymi Ferreira, en su libro Estampas cruceñas, anota que en la actual calle Vallegrande se establecieron los carreteros y jinetes provenientes de los valles cruceños y del interior del país. Por ello aparecieron las chicherías y de ahí los alborotos y reyertas, y por esos enfrentamientos se la conoció a esta vía.

- Calle de la Amargura. Juan Rojas, en su libro Santa Cruz de antaño, dice que en 1788 había un cementerio en la Ermita de la Misericordia, hoy templo Jesús Nazareno, donde enterraban a personas de escasos recursos; los dolientes pasaban llorando y a raíz de ello se bautizó a esta calle.