Posts actuales

domingo, junio 27, 2010

Foto del Gol anulado a los ingleses en Octavos de Final

Aca el gol anulado a los ingleses




Via Mundial 2010

martes, junio 08, 2010

GITANA la discoteca racista de La Paz


La Paz / BBC Mundo.- “ Nos reservamos el derecho de admisión” suele leerse en bares o restaurantes de Bolivia. En muchos otros, si bien no existe el cartelito, no todos los clientes son bienvenidos.

Gitana, un bar-restaurante ubicado en la zona Sur paceña, es uno de esos locales que suele rechazar a sus clientes según su apariencia o el color de su piel.

El columnista Fernando Molina se declara víctima de racismo y discriminación porque hace poco no le permitieron el ingreso a ese local. En cambio, le dieron vía libre a sus amigos extranjeros que, por razones obvias, se marcharon del lugar.

Lo mismo le ocurrió al menos a dos amigos suyos de origen aimara. Tuvieron que marcharse del mismo sitio porque les dijeron que no eran clientes habituales o que el local estaba tan lleno que no había mesas para ellos, aunque evidentemente sí para los “blancos”.

Molina cuenta que “no entras si no eres del biotipo que a ellos les gusta. En cambio, si eres rubio, ingresas”.

Uno de los propietarios de Gitana, Gerardo Sanz, dijo a BBC Mundo que “como en todo local, hay derecho de admisión. No puede entrar una persona en estado de ebriedad o en buzo deportivo”. Asegura que no hay discriminación racial sino algunas reglas. Y cuando le pregunto sobre el caso de Fernando Molina, dice que “si no lo dejaron entrar es por algo”.

En otros lugares, la discriminación es más explícita. Por ejemplo, en una zona frecuentada por turistas en el barrio antiguo de La Paz hay un bar que detrás de la puerta exhibe un dibujo de una llama metida en el símbolo de prohibido.

En el cartel se lee “no llamas”. Ésa es la forma más despectiva de referirse a los indígenas o descendientes de ellos.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Marianela Paco, dice que estos letreros y comportamientos “evidencian una actitud racista que significa que si eres moreno, o eres bajito (de estatura), o no te vistes como ellos esperan, entonces no puedes entrar”.

La parlamentaria elaboró un proyecto de ley contra el racismo y la discriminación, que tipifica delitos de ocho formas de discriminación racial. Entre esas formas se encuentra el “derecho de admisión”.

“Se prohíbe, bajo sanción, a todos los establecimientos públicos y privados de atención al público fijar carteles que restrinjan el ‘derecho de admisión’, salvo los casos que se relacionen con la normativa de protección del menor y la seguridad de las personas”, dice el proyecto de ley, que ya fue enviado a la Presidencia de Diputados para su debate.

Las sanciones que impone el proyecto van desde las multas pecuniarias hasta la reclusión por seis años y, si hubiera agravantes, la pena puede subir hasta nueve años.

Molina dice que “hay discriminación racial en la vida cotidiana”, y por eso cree que es hora de pasar de los discursos a los hechos. “Me parece que hay que traducir el discurso en realidad”, menciona en alusión a las autoridades estatales que pregonan la igualdad de todos los bolivianos.

Cuenta que en los barrios amurallados de La Paz, los taxistas deben presentar su licencia de conducir si desean ingresar, pero no ocurre lo mismo con los conductores de vehículos particulares, que entran sin ninguna restricción.

La diputada Paco también relata que es común en Bolivia que se exija “buena presencia” a las señoritas que postulan a determinado cargo.

La diputada Paco reflexiona en que el racismo existía desde siempre, aunque “la polarización política ha coadyuvado a visibilizarlo, pero lo ha hecho con una violación a los derechos humanos exacerbada”.

De hecho, la ley que irá próximamente a debate ha sido inspirada en una pelea política hace dos años en Sucre, cuando opositores al Gobierno humillaron a campesinos indígenas seguidores de Morales. Les quitaron sus ropas y les obligaron a besar el suelo de Sucre.

Derechos

El local Gitana, en la plaza Humboldt, fue identificado como un sitio en el que no se acepta el ingreso de ciertas personas.

En la puerta existen funcionarios que observan el porte de la persona para dejarla entrar o negarle el paso.

Un columnista de periódicos fue víctima de esta discriminación, pese a hallarse con un grupo de amigos extranjeros.

A sus amigos les permitieron el paso, pero a él le dijeron que no podía ingresar, sin darle explicaciones de esa decisión.

Hay locales en los que existen carteles que establecen que la empresa se guardará “el derecho de admisión”.

Los empresarios explican que esta advertencia es principalmente para evitar la presencia de personas ebrias.

Sin embargo se utiliza como excusa para discriminar a personas con rasgos indígenas y de bajos recursos.

Actualmente existe una norma sobre discriminación, que se encuentra en tratamiento en la Asamblea Plurinacional.

domingo, junio 06, 2010

Revelados documentos secretos del gobierno de EEUU para el golpe de estado en Bolivia en 1971 (Hugo Bánzer)

Fuente: Historical Documents > Foreign Relations of the United States, 1969-1976, Volume E-10, Documents on American Republics, 1969-1972

Foreign Relations of the United States, 1969–1976
Volume E–10, Documents on American Republics, 1969–1972, Document 76a
76a. Editorial Note.

In June 1971, the U.S. Ambassador to Bolivia, Ernest V. Siracusa, expressed concern to Washington that failure to support opponents of the anti-American and left-leaning military regime of Juan Jose Torres might leave the door open for communists to gain yet another foothold in the Americas. The CIA shared the Ambassador's concerns. In response to a White House request for a political action program to arrest the leftward trend of the Torres regime, a proposal was submitted to the 40 Committee for $410,000 in covert funding for the National Revolutionary Movement (MNR) and moderate military leaders, who opposed the Torres regime. Funds were designated for organizational expenses and a propaganda campaign utilizing Bolivian print and radio news media.

In July 1971, the 40 Committee met to consider the proposal. Responding to Under Secretary Johnson’s concern that the U.S. Government might be sponsoring a coup, Attorney General John Mitchell stated that his understanding of the proposal was that a coup was inevitable, and thus covert support should be targeted, as soon as possible, to pro-U.S. individuals or groups. Although the majority of the 40 Committee voted to approve the covert action proposal, Under Secretary U. Alexis Johnson indicated that he would demur on a decision until hearing Ambassador Siracusa’s opinion on the matter. In a message to Assistant Secretary Meyer, Ambassador Siracusa indicated that he opposed covert funding at $410,000, characterizing it as “coup money,” and suggested that the injection of such a sum into the MNR would be difficult to keep secret. Instead, the Ambassador suggested that more benefit might be derived from increasing economic assistance (specifically, economic aid) to the Torres Government to stabilize it, thus preserving U.S. influence with the regime. Notwithstanding Siracusa’s opposition, the covert funding was approved.

In August 1971, Arnold Nachmanoff, of the National Security Council Staff, informed Kissinger that the CIA had transferred funds to an ex-military figure involved in coup plotting, and another dissident officer. The money was meant to discourage a reportedly imminent coup and to "cement relations" with Bolivian military figures. Nachmanoff questioned the wisdom of having the CIA directly pass funds to opposition figures, and suggested that disclosure of the incident might open the U.S. Government to claims that it was intervening in Bolivian affairs. He indicated that no more direct transfers to Torres's opponents would occur without explicit permission from Washington. Two days later, General Hugo Banzer Suarez took control of the Bolivian Government in a coup, and the remaining funds approved for support of Torres's opponents were not needed.

Relaciones Exteriores de los Estados Unidos, 1969-1976
Volume E–10, Documents on American Republics, 1969–1972, Document 76a Volumen E-10, Documentos sobre la Repúblicas Americanas, 1969-1972, 76 bis Documento

En junio de 1971, el embajador norteamericano en Bolivia, Ernest Siracusa V., expresó su preocupación a Washington que la falta de apoyo a los opositores de la Convención Americana y de izquierda anti-régimen militar de Juan José Torres podría dejar la puerta abierta a los comunistas para ganar otra punto de apoyo en las Américas. The CIA shared the Ambassador's concerns. La CIA compartían la preocupación del Embajador. In response to a White House request for a political action program to arrest the leftward trend of the Torres regime, a proposal was submitted to the 40 Committee for $410,000 in covert funding for the National Revolutionary Movement (MNR) and moderate military leaders, who opposed the Torres regime. En respuesta a una Casa de solicitud Blanca para un programa de acción política para frenar la tendencia hacia la izquierda del régimen de Torres, se presentó una propuesta a la Comisión de 40 de 410.000 dólares en fondos encubiertos para el Movimiento Revolucionario Nacional (MNR) y moderada líderes militares, que se opusieron a el régimen de Torres. Funds were designated for organizational expenses and a propaganda campaign utilizing Bolivian print and radio news media. Los fondos fueron destinados a gastos de organización y una campaña de propaganda utilizando prensa y la radio de noticias de prensa de Bolivia.

En julio de 1971, la Comisión 40 se reunió para examinar la propuesta. En respuesta a la subsecretaria de Johnson preocupación de que el Gobierno de los EE.UU. podría patrocinar un golpe de Estado, el Procurador General John Mitchell dijo que su comprensión de la propuesta era que un golpe era inevitable, y por lo tanto encubierta apoyo debería dirigirse, tan pronto como sea posible, para pro- EE.UU. individuos o grupos. Aunque la mayoría de la Comisión 40 votaron a favor de aprobar la propuesta de acción encubierta, Subsecretario U. Alexis Johnson indicó que algunas objeciones por una decisión hasta oír la opinión Embajador Siracusa en la materia. En un mensaje al Subsecretario Meyer, Embajador Siracusa indicó que se oponía a la financiación encubierta a 410.000 dólares, que lo caracterizan como "golpe de dinero", y sugirió que la aportación de dicha suma en el MNR sería difícil de mantener en secreto. En cambio, el embajador sugirió que más beneficios podrían derivarse de aumentar la ayuda económica (en concreto, la ayuda económica) al Gobierno de Torres para estabilizarlo, preservando así la influencia de EE.UU. con el régimen. A pesar de la oposición de Siracusa, la financiación encubierta ha sido aprobada.

En agosto de 1971, Arnold Nachmanoff, del Consejo Nacional de Seguridad Personal, informó a Kissinger que la CIA había transferido fondos a una figura ex militares involucrados en la conspiración golpista, y otro general disidente. El dinero estaba destinado a disuadir a un golpe de Estado supuestamente inminente y para "consolidar las relaciones" con Bolivia figuras militares. Nachmanoff puso en duda la sabiduría de la CIA que pasan directamente los fondos a figuras de la oposición, y sugirió que la revelación de que el incidente podría abrir el Gobierno de los EE.UU. a las reclamaciones que iba a intervenir en los asuntos bolivianos. Indicó que ninguna transferencia más directa a los opositores de Torres se produciría sin el permiso explícito de Washington. Dos días después, el general Hugo Banzer Suárez tomó el control del Gobierno de Bolivia mediante un golpe, y el resto de los fondos aprobados para el apoyo de los opositores de Torres no eran necesarios.

viernes, junio 04, 2010

La Armada israelí intercepta el 'Rachel Corrie'

El barco humanitario irlandés 'Rachel Corrie' ha sido interceptado esta madrugada por la Armada israelí a unos 55 kilómetros de la costa de la Franja de Gaza, informó una portavoz de la Campaña de Solidaridad con Palestina de Irlanda. Hasta el momento se desconoce si el operativo militar ha desencadenado actos de violencia, pero los activistas que viajan a bordo del navío habían indicado que no opondrían resistencia.

La propia ONG irlandesa informó instantes antes a través de su 'twitter' que al menos dos buques de guerra israelíes se aproximaban hacia ellos y que las comunicaciones habían sido inhibidas. El barco formaba parte de la flotilla solidaria asaltada por la Armada israelí el pasado lunes pero tuvo que separarse del resto del convoy humanitario días antes por cuestiones logísticas.

A bordo viajan, al menos, cinco activistas malasios y otros cinco irlandeses, entre ellos la premio Nobel de la Paz norirlandesa Maireád Corrigan Maguire y Denis Halliday, ex asisente del secretario general de Naciones Unidas.