Posts actuales

domingo, abril 19, 2009

ABORTO

Aborto (del latín abortus o aborsus, de aborior, contrario a orior, nacer) es la interrupción del embarazo , en el lapso que va desde la concepción hasta el momento en que debe producirse el parto; ya sea de manera espontánea (lo que sucede en uno de cada cinco embarazos, en particular antes de las 13 semanas de gestación) o inducida.
Lo que sigue es una discusión centrada en el aborto inducido. A través de la historia, el aborto ha sido siempre materia de controversia por sus implicaciones éticas y morales. Ha sido reiteradamente prohibido o limitado, aunque los abortos ilegales continúan siendo comunes a pesar de las prohibiciones. Según la OMS unas 70.000 mujeres mueren al año por complicaciones de abortos inseguros significando alrededor del 13% de todas las muertes maternas.
Aspectos jurídicos
Artículo principal: Aborto (derecho)


Mapamundi con la situación jurídica del aborto en los distintos ordenamientos
Dependiendo del ordenamiento jurídico vigente, el aborto se considera una conducta penalizada o despenalizada, atendiendo a las circunstancias específicas.
Las situaciones posibles van desde el aborto considerado como un delito contra la vida humana consistente en la interrupción intencional del proceso fisiológico del embarazo, por aniquilamiento del producto de la concepción en cualquiera de los momentos anteriores al término de la preñez, ya sea por la expulsión violenta del feto, o por su destrucción en el vientre de la madre, o despenalizado en caso de que la embarazada consienta.
Situación actual
Actualmente algunos ordenamientos jurídicos consideran al aborto como un delito de gravedad inferior al infanticidio. Unos pocos penan el aborto de modo total y sin admitir excepción alguna; éstos son Chile, Honduras, Filipinas, Somalía, Haití, República Dominicana, Andorra y el Vaticano.
A su vez, otros tantos lo admiten o declaran impune bajo ciertas condiciones, ya sea por motivos terapéuticos o quirúrgicos, eugenésicos, sentimentales, y hasta por razones socioeconómicas. Adicionalmente, algunas legislaciones establecen precondiciones, tales como períodos de espera, la provisión de información, la opinión de varios médicos, o la notificación al cónyuge o a los padres de la embarazada. En otros países, como Canadá, se admite sin restricciones. Un cuadro comparativo de las legislaciones nacionales aparece en Aborto (derecho)
Cabe advertir que la no punibilidad del aborto no significa que en estos países el aborto sea más frecuente que en los que sí lo castigan; por el contrario, la legalidad del aborto, acompañado con una educación sexual masiva, y un amplio acceso a métodos anticonceptivos favorece que ocurran pocos abortos. Un ejemplo de esto es Holanda, que es el país con menor frecuencia de abortos del mundo (12,7% de los embarazos). Sectores antiabortistas sostienen que esta relación no se cumple en todos los casos, señalando como ejemplo el caso del Reino Unido (cuya tasa de abortos es del orden del 22,8% de los embarazos) donde desde 1967, año de aprobación de la Abortion Act, la tasa de abortos sobre el número de nacidos vivos ha aumentado continuamente. Estas fuentes indican un número de 6.474.446 casos desde la aprobación de la Abortion Act hasta 2004, si bien las estadísticas oficiales sumadas de la Office of National Statistics y de IDS Scotland arrojan guarismos menores (5.436.401 casos desde la sanción de la ley hasta el final de 2002).