Posts actuales

domingo, noviembre 05, 2006

Oruro contribuyó en forma millonaria a Estados Unidos

Oruro contribuyó millonariamente a los Estados Unidos, durante la Segunda Guerra Mundial con la producción de estaño, señaló el vicerrector de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Juan Medina Flores, quien hizo un análisis económico de la ciudad que cumplió el pasado miércoles 400 años de vida.En esta fecha histórica, la autoridad universitaria efectuó un estudio acerca de la situación económica de Oruro y escudriñando en la historia, se determinó que Oruro no solo aportó al desarrollo de Bolivia, sino a otros países comenzando de la corona española y terminando en Estados Unidos."Calificado como el segundo grupo urbano en la Audiencia de Charcas, Oruro tierra minera por excelencia desde 1538 dio muestra de su potencial económico, así mencionan las crónicas que hacia 1581 un grupo constituido por Antonio Quejada, Gonzalo Martín de Coca y Sebastián Marquez obtuvieron como resultado de la explotación minera la cantidad de 6.565 marcos", indicó. Añadió que dicha motivación llevó hacia 1595, momento en el cual se produce el descubrimiento de algunas minas importantes, con filones prodigiosos por su Ley, lo que ocasionó que en 1605 se gestione ante la Audiencia de Charcas la fundación de una villa en las inmediaciones de las minas Pie de Gallo, donde había vetas con un ancho de más de una vara donde se sacaba seis arrobas de mineral por día, con un contenido de 3 a 4 pesos por quintal.Tal era la bonanza en la nueva villa, que los precios que se pagaban a los indios, eran más altos que a los que se pagaban en Potosí, por eso se estimó que en ese momento, Oruro tenía alrededor de 20 mil habitantes.Para fines de 1680, baja la producción minera y con ella la población, es así que en 1683, la población fue de aproximadamente 9 mil personas, pero pese a los altibajos Oruro nutría a la Real Hacienda, entre 1765 y 1807, una recaudación de 4.7 millones de pesos, es decir el 61% de las recaudaciones.

"Entre 1820 y 1840 se produce una declinación en la actividad económica con énfasis en la minería. Así Alcides D'Orbigny, al llegar a Oruro en 1833 constató que esta villa no era ni la sombra de sus años de esplendor, Oruro producía al Estado apenas 35 mil pesos (unos 175 mil francos)", dijo Medina.Indicó que en 1928, época del apogeo del estaño, Bolivia produjo 47 mil toleradas métricas (el 25% de la producción mundial) de las minas que estaban asentadas principalmente en territorio orureño. Dicha participación fue del 50% durante la Segunda Guerra Mundial. La autoridad universitaria sostiene que Oruro hubiera tenido grandes beneficios económicos, si la democracia mundial y la de Estados Unidos, hubiese sido más justa con la región y Bolivia."En 1938 y 1939 el movimiento de la economía capitalista ingresaba en la curva de la depresión, el precio del estaño estaba regulado por las leyes del mercado, paralelamente estalla la Segunda Guerra Mundial, la industria bélica requiere más estaño, se pudo pensar que el precio del mineral subiría, pero no fue así, porque la política confiscatoria de EE.UU. determinó el congelamiento del precio del estaño, así los historiadores dicen que nuestra contribución a la democracia fue mayor que ningún otro pueblo al del Río Grande", explicó.Y las cuestionantes continuaron: "A cuánto equivale la diferencia negativa que Bolivia y Oruro recibió por la exacción de nuestra producción estannífera en el periodo de la Segunda Guerra Mundial. Es en verdad un gran misterio, sin embargo, para obtener algunas conclusiones tenemos: Entre 1940 a 1950 el promedio de cotización por libra fina de estaño fue de 65 dólares. Cotización congelada por las democracias aliadas en la Segunda Guerra Mundial, por libra fina de estaño, 0.52 dólares".De ahí se deduce que Oruro contribuyó millonariamente a Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, y solo se recibieron "migajas"."Entonces, Oruro era en esa época el centro gravitante de la producción estannífera. ?Con cuánto debe ser recompensado por las democracias mundiales? Tal es nuestro destino que en el presente, sino es el mundo, son los propios bolivianos, incluidos orureños que sumen el gobierno nacional, que le dan el revés a esta tierra digna de mejor suerte", aseguró.Y sostuvo que sin más lamentos, los orureños deben hacer un compromiso firme para resurgir como el Ave Fénix."Orureños vivamos dignos y no humillados, expresemos a los cuatro vientos que junto a Pagador el Titán de los andes, ante quien humillose el león, que nada ni nadie detendrá nuestro progreso...Viva Oruro y larga vida a la muy noble y leal Villa de San Felipe de Austria", concluyó.